lunes, 29 de agosto de 2016

SUMISAS IGUAL GEISHAS

LAS DAMAS DEL PLACER...SUMISAS = GEISHAS EL VALOR DE LA SUMISIÓN. ....PORQUE TODO TIENE UN COSTE. ...Advertencia al lector: es un artículo un poco largo, sino tienes tiempo te invito a que lo leas más tarde. Gracias. Veo la necesidad de hacer ésta bella comparación ya no sólo por dar el valor que merecen ambas, sino para dar el auténtico valor que debe caracterizar a una sumisa que se precie como tal. A día de hoy creo que no queda ya ningún geisha hombre y las conocidas como Onna Geisha ( mujeres ) adoptaron el nombre y se hace referencia a ellas como geishas en general. Antiguamente algunas jóvenes eran vendidas a las Oriyas para ser preparadas para ser futuras geishas y empezaban su entrenamiento desde muy corta edad aunque inicialmente sólo se dedicaban a hacer trabajos caseros, una etapa en la que se les conoce como Shikomi. Luego empiezan una etapa conocida como Minarai ( aprendices de geisha : Maikos ) tras una ceremonia en la cual se le asigna una Onee-san ( hermana mayor ) que suele ser una geisha que se convierte en su mentora y de quién aprenderá todo acerca del Karyukai.( pudiera compararse éste dato con la hermana mayor o Sumisa Alfa) Después del primer mes pasa a ser “maiko junior” y ya se puede pintar los dos labios y no solo el inferior, una forma de diferenciar a las minarai de las maikos. Una maiko pasa a ser geisha veterana mediante una ceremonia llamada Erikae donde el cuello de su kimono ( Eri ) pasa de color rojo a color blanco. Acerca del mito de la prostitución os comento que eso se debe a una confusión con las Oiran que también vestían con kimonos y se solían maquillar de forma parecida pero que se ocupaban de los prostíbulos y tenían su propia jerarquía pero esto es otra historia diferente de la que hoy me ocupa. Era normal que las geishas tuvieran un Danna, que se podría decir que era una especie de protector a nivel financiero o bien podía ser su amante pero no confundáis esto con prostitución, que no es igual. ( La sutileza de la educación es lo que marca la diferencia entre una Geisha o sumisa y una prostituta versus chulo) Cuando un occidental piensa en una geisha, suele acudir a su cabeza una mezcla de lujo, exotismo y sensualidad que poco tiene que ver con la realidad. Un estereotipo que han alimentado de forma externa novelas como Memorias de una geisha de Arthur Golden y, de forma interna, ciertos estereotipos que sobre estas mujeres han circulado en Japón. El hermetismo de los hanamachi, las áreas de las ciudades japonesas donde residen las geishas, tampoco ha ayudado a esclarecer muchas dudas ¿Cuáles son las nociones equivocadas que mantenemos los occidentales sobre el mundo de las geishas? En los hanamachi de Kioto lo más importante es el arte, que se practica de forma muy rigurosa. Puede ser la práctica del shamisen o el taiko, flautas o prácticas de canto. Incluso las trabajadoras que hayan llegado al título de natori, es decir, de maestra, siguen practicando a los 90 años en las escuelas. Son como pianistas o balilarinas para que nos entendamos. ¿Cómo convertirse en una de ellas? Primero tiene que contactar con okiya, que es la residencia, y tiene que vivir allí junto a okâsan, cuya traducción directa es “madre”, pero que en realidad es la propietaria de la residencia, y onêsan, que significa “hermana mayor”. Allí aprenden todos los protocolos, también las jergas y palabras propias del hanamachi. Habitualmente se tarda un año en que puedan ser maikos, y otro año más para ser geikos. Incluso hay personas que se saltan el proceso de ser maiko y consiguen ser geiko en un año.....( valga la comparación como si fuera O en el Palacio de Roissy, en una sumisa) ¿Vivir en un hanamachi es una dedicación absoluta?. Deben tener total dedicación a su oficio, es una profesión total. No se puede compaginar con otros estudios o trabajos. Hay muchas maikos que más tarde prefieren estudiar en una universidad y dejar de serlo, o el caso inverso, que una chica que ha terminado una carrera universitaria, en lugar de entrar en una compañía, se plantee ser geiko. El debut de una maiko cuesta unos 30 millones de yenes (más de 200.00 euros)....Imaginaos si tuvieraís que pagar éstas cantidades por tener una sumisa??? Nadie lo haría verdad? entonces....¿por cuánto debería venderse una sumisa?...Sin duda alguna en mi parecer....Por un altisimo precio. LA HONESTIDAD Y EL RESPETO. Afortunadamente hoy ya no es una esclavitud, sino una elección de la propia mujer , ser o no ser geisha....( igual sucede en la sumisión) ¿Cómo sería el día a día de una de ellas? . Primero se levanta, se viste con su kimono, y acude a la escuela para estudiar arte. El estudio, dependiendo del arte que practique, puede durar menos o abarcar hasta la tarde, pero termina entre las dos y las tres de la tarde, cuando almuerza y luego empieza la preparación del salón (ozashiki). Sobre las seis de la tarde va a ochaya, el salón. Una vez allí esperan en la sala de la propietaria a que entren los clientes, y les siguen. Allí empieza el banquete de cena, que suele tener lugar entre las seis y media y ocho y media. Cuando termina, a partir de las nueve, empiezan a llegar clientes que van a tomar algo. Habitualmente se quedan entre las nueve y las once de la noche. Si los clientes quieren que les acompañen a otro sitio, también lo hacen. Esto dura desde las doce de la noche hasta la una o las dos, y cuando terminan, llaman para decir que han terminado y vuelven. El trabajo suele terminar a las dos de la mañana. Su preparación es tan exquisita y completa que abarca varias artes, no sólo el acompañamiento sino los buenos modales....el comer , el saber vestir, el poder de escuchar, de aconsejar y de consolar, ...artes que van desde satisfacer un deseo como dar un masaje, así como realizar una correcta felación, postura, caricias, etc...detalles que pormenizan todos los aspectos que hoy se minimizan en cualquier mujer normal como el aseo, el perfume, el control de sus palabras, la dulzura de su mirada, el aseo de sus manos y pies, ...en definitiva todo lo que un hombre desea y sueña hecho realidad en forma de mujer. ....¿Por qué no aprende ésto la sumisa occidental?....me pregunto hasta qué punto valora ella misma su propia sumisión y por ende...¿por cuanto la vende?. No quiero extenderme, pero he visto necesario aclarar lo que una geisha representa como modelo de lo que debería de ser una sumisa en nuestro BDSM. Lógicamente no estamos en Japón, y en Europa las cosas se ven de distinta forma, pero hay cosas que no cambian, que son verdades universales ayer, hoy y siempre y es ...EL BUEN GUSTO. Una sumisa debería tener clase, estilo, educación, sabiduría en algunas artes, y muchisimo más en seducción y placer. ...Una sumisa ES EL REFLEJO DE SU SEÑOR, por tanto debe aprender educación civica hasta el punto de saber defenderle sin ser vulgar, ni grosera, ni maleducada ni soez...Debe ser instruida, elegante, cuidarse fisica , mental e intelectualmente....Debe dar lo mejor de si misma para que se la tenga en cuenta como corresponde. No debe ser al principio una mujer fácil ( mujerzuelas hay miles, sumisas regaladas también...y eso, es de usar y tirar). El Buen Dominante requiere y busca una pieza única, un complemento, una extensión de su brazo, un espejo en el que mirarse y Sentirse Orgulloso...NUNCA OLVIDEIS ESTO QUERIDAS SUMISAS Dejamos toda ésta tarea para los Amos...de ahí la famosa Doma. Si desde siempre la Geisha es una elección, y dejó de ser hace años una imposición, con mayor motivo en nuestra sociedad también la sumisa lo es por nacimiento y por elección. Nadie la obliga a serlo, por tanto es ella misma la que debe esforzarse por darse el Valor que merece y cultivarse para ser una JOYA ALTAMENTE VALORADA Y APRECIADA. ¿Existe un problema psicológico en ellas ? No es un problema psicológico, no existe búsqueda de una ausencia del padre, no hay necesidades de llenar vacios, no hay una baja autoestima. Lo que pasa, es que en el tema de la sexualidad siempre se ha considerado heterosexual (hombre y mujer) y la perspectiva reproductiva. La sexualidad no está enfocada a la reproducción, está ligada a una cuestión de placer de la mujer. Resumo: Valga desde aquí mi buena intención para que se valore a éstas mujeres que por devoción y vocación dejan sus vidas para el placer de otros. Su precio no tiene cifra. Es tan altamente altruista , generoso y humilde entregar la vida al ser al que se Ama que lo único que reivindico es que se la corresponda como corresponde.. Con amor, con respeto, con dignidad, con justicia, con honor, con sinceridad y con la honestidad que ellas mismas se merecen. Una sumisa como una geisha, no es un objeto, no es un felpudo, no es un pañuelo de usar y tirar....es un Ser único, una honra para la femineidad , una persona con los sentidos puestos en el propósito de servir a su Dueño y una mujer capaz y completamente equilibrada que desprende erotismo, energia, generosidad, paz, y la más limpia y humilde de las ENTREGAS. Y valga también para que ellas (nosotras) se valoren y pongan precio a su actitud, tenemos la gran suerte de vivir en un mundo que nada se impone por la fuerza, que somos libres para elegir y responsables de nuestras acciones...por tanto, ¿quién elige a su Amo?, ¿Quién le convierte en un Dominante satisfecho de sí mismo y de su posesión? ¿Quién pone los límites? ...¿Quién puede poner fin a la relación D/s?....Tu, Sumisa. Si deseas que te valoren como tal,....hazte valer como tal. ...porque solamente así conseguirás consagrar tu vida a un Dominante que merezcas, que te merezca y que merezca la pena. Para todos los Dominantes ( que de verdad lo sientan ) y para todas las sumisas ( que de verdad se estimen)

EL PELIGRO DE ENAMORARSE EN EL BDSM

PELIGRO AL ACECHO....AMO ENAMORADO Me pregunto siempre por qué éste dilema del amor...¿acaso hay alguna regla que prohiba a los Dominantes enamorarse de sus sumisas?. Al reves, ésto es Sumisa enamorada, es casi inevitable. Tanto que incluso al comenzar una relación D/s casi siempre procuro prevenir a la misma de que no se apresure en sus sentimientos, que sea cauta y racione sus emociones ante su estrenado Amo...casi imposible. Bien sabemos que en el corazón poco manda o nada nadie y éste va a su libre albedrío. El mero hecho de entregarse y sentirse poseída y usada es más que suficiente para que éste órgano se desborde y algunas veces...se pierda. ( motivos de muchas frustraciones). Sin embargo no quiero centrarme en el sentir sumiso, sino en el Dominante. Por supuesto que ellos tienen derecho a estar enamorados. ...el matíz consiste en mi opinión a que deben ser muy prudentes en la demostración de éste amor....y , ¿ Por qué?... La naturaleza nos hizo diferentes en todos los aspectos, hombres y mujeres sentimos pero lo expresamos de diferente modo. Mientras la mujer precisa de protección y cariño demostrable, el hombre se aferra a los hechos más que a palabras. ahhh, pero Ojo, ahí viene la gran diferencia. Nosotras somos sumisas, no mujeres, y ellos son Doms, no hombres. Sé que suena fuerte pero deseo explicarlo bien: Por mucho que la sumisa reclame ese amor y esa demostración, en el fondo de su alma lo que desea y busca es un Amo enamorado pero que no se lo diga. ...somos demasiado altivas, y ellos saben y temen que una reacción de compasión provocada por su amor se malinterprete por nosotras como una señal de debilidad. Es cierto, es así,...reconozcamos o no, tengo que cortar una lanza por Ustedes, caballeros dominantes ESTAN COHARTADOS PARA EXPRESAR SUS SENTIMIENTOS. Claro que a las sumisas les encanta que sus dueños estén enamorados de ellas, a quién no? ...pero si es una sumisa de verdad y piensa como tal, y no como mujer, valorará que su Señor sea más contundente que amartelado. ( insisto que es mi opinión, no os echeis encima como perras furiosas....estareis pensando como mujeres y eso es lo que deseo dejar claro. La difencia). Construimos la D/s a base de sentires y vivencias, ....y el camino es tortuoso pero muy bien recompensado para ambos. Debemos ver las formas en las que ellos nos dicen sin decir..." Eres todo para mi", y respetar que no puedan decirlo . Sin embargo esa declaración de amor hacia su sumisa, esa devoción que es correspondida, NO ES SEÑAL DE DEBILIDAD, no Señores, en absoluto. Siempre y cuando Ustedes lo hagan cuando es preciso y en justa medida para que no salte la mujer por encima de la perra. ..porque ahí es donde estaría la perdición de la D/s. Hay mucho de qué hablar aquí, porque es sencillo decir a tu sumisa Te amo...pero me voy a dormir con mi mujer...o al contrario...lo cual me lleva a preguntar, ¿hasta qué punto es importante El amor en el BDSM?. Logicamente sin éste ingrediente estamos más a salvo en practicamente todo...Adios celos, adios rencores, adios sufrimiento. Pero ¿enriquece ésto una D/s? Pienso que no. Concluyendo...un hombre normal pregunta a su mujer; ¿ Como estás amor mio? (hombre enamorado) Un Dominante hace la misma pregunta a su sumisa: ¿ Como amaneció mi coño? ( Doblemente enamorado). El mátiz es simple...la diferencia, Inmensa.